Ir al museo desde el sofá de casa, ver cómo son las salas del interior y identificar tus obras sin dar mil tumbos de sala en sala. Estas son sólo algunas de las opciones que incorporarán los museos del futuro, que emplearán las nuevastecnologías y las redessociales para aproximarse más al espectador, así como para llamar la atención nuevos públicos.

La cordirectora del Podtgrado en Gestión Museística del UPF-IDEC, Conxa Roda, señala que “poner al usuario en el centro de la experiencia” es lo que determinará  el éxito. En este sentido, ha abogado por facilitar el acceso al público, con horarios más flexibles y precios asequibles. Además, la apertura a nuevas disciplinas más allá de la que atañe a la muestra principal también contribuirá a que más gente entre en el museo.

Una de los recursos más poderosos para atraer al público es la organización de actividades temáticas. En este punto es indispensable el papel de la red para dar a conocer las iniciativas e interactuar con los visitantes potenciales. Rodà indica que una buena manera para lograr la atención de los internautas es la organización de concursos, ya que crean un vínculo con el museo.

Un ejemplo de vía para captar esta participación del visitante es, ha precisado Rodá, ofrecerle la posibilidad de escribir un post con sus impresiones acerca de una obra en particular en el archivo digital de la misma.

Profesionales polivalentes
Pero sólo tecnología no se alcanza la cima. Rodà avisa de que la gestión de los museos tiene que dejar atrás las organizaciones verticales y en compartimentos, para adentrarse en una visión más holística. “Es esencial que los nuevos profesionales se formen en una visión global”.

Así, un conservador ya no será un simple erudito que sabe sobre arte pero desconoce otros rasgos funcionales del museo. A partir de ahora, los gerentes de los museos tendrán que ser versátiles y ser capaces de explicar el neoclásico , pero también de controlar una cuenta en Twitter.

 

Fuente: la vanguardia